Victoria para todos

¿Quién no tuvo unas Victoria en los veranos de su infancia? ¿Y quién no jugó al pañuelo, la rayuela o compitió en una carrera de sacos? Identificamos los valores transgeneracionales de Victoria y los transmitos a los hijos de aquella generación crecida en los años 70 y 80 a través de un circuito de pruebas y juegos que comparten fortaleciendo los lazos paterno-filiales, y el vínculo con los valores de la marca.

Entre todos los participantes, se genera una campaña de fotos en redes sociales y se sortean partes de zapatillas, recogiendo los datos de más de 300 usuarios.